Los solares convierten en ‘semidesiertas’ dos calles de La Trinidad

La confluencia de calle Carril con Plaza Montes. / T.M.

La confluencia de calle Carril con Plaza Montes. / T.M.

Es un problema endémico de uno de los barrios con más historia del centro de Málaga. Los solares abandonados pueblan muchos de los rincones de La Trinidad, pese a algunas construcciones que se han concluido con cuentagotas en los últimos tiempos. Sin embargo, hay casos más sangrantes como el de las calles Empedrada y Carril. Ambas han pasado a estar ‘semidesiertas’ por el incremento de zonas sin construir. La razón: la crisis económica y el desestimiento de muchos proyectos urbanísticos.

Hace una semana, ‘Territorio Málaga’ publicaba un reportaje sobre la progresiva degradación de una de las calles señeras del comercio en el centro histórico de antaño: Carretería. La causa principal es casi siempre la misma: la crisis económica y el abandono de proyectos urbanísticos ideados justo antes del desplome inmobiliario. Esta realidad se repite sistemáticamente en muchos barrios del centro y, especialmente, en La Trinidad.

La Y degradada

El barrio, uno de los más grandes en cuanto a superficie de toda la capital malagueña, está trufado de una gran cantidad de solares abandonados. Muchos de ellos están en manos privadas que han decidido posponer sus planes de construcción ante la situación económica actual. Eso ha acarreado que calles que antaño estaban ocupadas hoy se encuentren prácticamente ‘semidesiertas’, sean casi fantasmas. Es el caso de Empedrada y Carril, en los que se llegan a contar hasta una decena de espacios que, en muchos casos, se convierten en pequeños vertederos en los que los vecinos acaban tirando la basura.


Ver Calles ‘semidesiertas’ en La Trinidad en un mapa más grande

“Lo llamamos la Y de La Trinidad”, explica Miki Pino, comerciantes de Adela Domínguez, ubicada en plena PlazaMontes, confluencia de ambas calles. Este es uno de los negocios que más de cerca vive este deterioro. “Aunque ha mejorado algo y el barrio tiene más vida, el abandono en esta zona es evidente”, explica Pino, quien reconoce que el menor paso de vecinos le perjudica al negocio.

Aunque ha mejorado algo y el barrio tiene más vida, el abandono en esta zona es evidente

Un problema que viene de largo

Los vecinos de la zona reivindican una solución ante un problema que genera inseguridad en todo el área. En su momento, el Ayuntamiento admitía que, en este tema, no podía hacer más que lo que hacía, según la Ordenanza de Conservación e Inspección Técnica de las Edificaciones, aprobada en 2006: exigir la demolición de los edificios que se encontraban en situación de ruina o, directamente, lo hacía de manera subsidiaria (reclamándole el coste al propietario privado), pero no podía hacer nada contra el abandono de los solares.

Esta es una ‘batalla’ de los vecinos que viene de largo. En concreto, hace tres años hubo una movilización vecinal por el mal estado de varias decenas de solares en el barrio, que no sólo causaban una imagen de abandono, sino que suponían un problema de salud por la acumulación de basuras.

Algunos de esos solares han sido adecuados para utilizarlos como aparcamientos. Existen varios repartidos por todo el barrio, lo que, al menos, ha resuelto en parte el problema más acuciante. Sin embargo, en dos de las calles que unen la céntrica calle Mármoles con el interior del barrio sigue siendo una dificultad.

Sobre el autor

Redacción de TerritorioMalaga.com

Número de entradas : 63

Comentarios (4)

Deja un comentario

Desplácese hasta la parte superior