‘Rascacielos’ del centro se degradan a la espera de proyectos

Emplazados en arterias fundamentales del centro. Les separan apenas unos metros. Llevan años sin recibir inversión alguna y se encuentran abandonados. El edificio de La Equitativa y la antigua sede de Correos esperan aún una rehabilitación que no llega. El primero, en manos privadas, sigue teniendo inquilinos, pero con innumerables problemas en su estructura. El segundo se está derrumbando poco a poco sin que el Gobierno andaluz, su propietario, le haya dado un uso, tras adjudicárselo como parte del pago de la deuda histórica con Andalucía. Las dificultades económicas se convierten nuevamente en el motivo fundamental para su uso.

Un siglo atrás, donde hoy se levanta La Equitativa se ubicaba el Palacio de la familia Larios. Tras su derribo, se levantó a mediados de la década de los 50 un edificio que se convertía en uno de los grandes ‘rascacielos’ de la ciudad. Con los años, además de ser incluido en el catálogo de los más de 250 edificios emblemáticos de la ciudad, ha sido el protagonista mismo proceso que en otros muchos edificios históricos y barrios del centro del centro, como calle Carretería o La Trinidad: el abandono lleva a la salida de sus inquilinos y al deterioro. Hoy apenas son un puñado de familias las que están repartidas en la parte más alta de la construcción, mientras muchos de los bajos están vacíos y abandonados, al igual que la zona de oficinas.

La Equitativa, muchos usos sin cerrar

La crisis económica hace de obstáculo una vez más para su ocupación. Los propietarios mayoritarios han movido, en alguna ocasión, ficha durante los dos últimos años. Sin embargo, no ha fructificado en nada. Primero se habló de un hotel de cinco estrellas, que se quedó en una declaración de intenciones. Posteriormente, un proyecto para adecuarlo con viviendas de lujo, oficinas y usos comerciales en la parte baja, algo que no llegó a cuajar debido a la crisis económica. Ahora, las firmas siguen buscando salidas a un edificio enclavado en un lugar privilegiado del centro. ”Muchos de esos usos se lanzan para acallar las voces que se quejan del lamentable estado del edificio”, explica el presidente de la Asociación Cultural Zegrí, Salvador Jiménez, quien lamenta que la crisis siga siendo “la mejor excusa” en todos los terrenos para “abandonar la cultura y el patrimonio de la ciudad”.

Muchos de esos usos se lanzan para acallar las voces que se quejan del lamentable estado del edificio

Entretanto, el paso del tiempo sigue dañando la estructura del histórico edificio. Vecinos del edificio confiesan que es el Ayuntamiento el que tiene la pelota en su tejado. Sin embargo, hasta ahora lo único que ha hecho el Consistorio es alertar a la empresa de deficiencias en la estructura que debían ser subsanadas. Hoy, muchos de esos problemas, especialmente en la fachada, continúan siendo una amenaza.

El edificio de Correos y la deuda histórica

Detalle de la entrada a La Equitativa.

Detalle de la entrada a La Equitativa.

En 2009, el edificio de Correos comenzó a tener problemas en su estructura. Los desprendimientos en su fachada obligaron a colocar unas mallas para evitar que los cascotes cayeran a la vía pública. Se adjudicaron unas obras de rehabilitación que aún hoy ni se han iniciado, tres años y numerosas vicisitudes después.

Hoy la construcción, de 13 plantas, sigue abandonada y sin comprador. La Junta lo aceptó como parte del pago de la deuda histórica por parte del Estado a la comunidad andaluza (la operación se cerró tras ser tasado por unos 30 millones de euros). Su intención inicial era volver a ponerlo en el mercado inmobiliario. Pero, de nuevo, la alargada sombra de la crisis económica acecha: no hay comprador. Sin nuevos inquilinos y sin obras de rehabilitación, el edificio continúa degradándose a gran velocidad.

Dos de las construcciones más grandes del centro, que ocupan un lugar privilegiado, siguen siendo presas de la crisis económica y el abandono. Ni rehabilitaciones, por falta de dinero, ni proyectos revitalizadores, por falta de aspirantes. Un círculo vicioso que sigue sin romperse.

Sobre el autor

Redacción de TerritorioMalaga.com

Número de entradas : 63

Comentarios (3)

Deja un comentario

Desplácese hasta la parte superior