“Avanzamos en accesibilidad en el centro, pero se cometen errores garrafales”

La rampa de acceso a los autobuses falla en muchas ocasiones. / T.M.

La rampa de acceso a los autobuses falla en muchas ocasiones. / T.M.

¿Es el centro de la capital malagueña accesible? La Federación de Discapacitados Físicos afirma que se ha avanzado mucho en eliminación de barreras físicas y sociales, pero aún queda trabajo que hacer. “Hemos avanzado pero se siguen cometiendo errores garrafales”, explica Ana Rosa Rubio, responsable de accesibilidad del colectivo. La colocación de mármol deslizante o adoquines en obras e infraestructuras nuevas o los continuos fallos en las rampas de los autobuses de esta zona son algunos de ellos.

Hace tan sólo unos meses, el Ayuntamiento de Málaga recibió el premio de Accesibilidad en los ‘Telefónica Ability Awards’. Reconocía así a la entidad que proporciona el entorno más seguro, cómodo y accesible en sus instalaciones. Se trata de un galardón que trata de valorar los logros conseguidos hasta ahora. Unos logros que son también valorados por el colectivo de discapacitados, aunque sin olvidar que aún existen muchas barreras que derribar.

“Errores garrafales”

Así, la Federación de Discapacitados habla de un avance “muy significativo” en materia de accesibilidad, aunque advierte de los “errores garrafales” que se siguen cometiendo desde las administraciones. Ana Rosa pone varios ejemplos. Uno de ellos es el adoquín colocado en diversas zonas del recién estrenado Muelle Uno. “¿Cómo es posible que después de tanto tiempo luchando por la accesibilidad se ponga adoquinado, algo que ya está más que superado?”, se pregunta. En ese sentido, recuerda que otras ciudades históricas como Segovia, Ávila o Toledo han planteado otros materiales para, sin echar por tierra su imagen, no excluir a estas personas de los itinerarios turísticos.

¿Cómo es posible que después de tanto tiempo luchando por la accesibilidad se ponga adoquinado, algo que ya está más que superado?
El pavimento deslizante del Paseo del Parque. / T.M.

El pavimento deslizante del Paseo del Parque. / T.M.

A este paradigmático caso de una obra relativamente reciente une otros como la utilización de mármol en otras zonas; la implantación de bancos en distintos parques y zonas de descanso sin estructura accesible (sin posabrazos o respaldo), o el mantenimiento del firme deslizante en avenidas de mucho tránsito como el Paseo del Parque.

Mención aparte merece el transporte público urbano. Desde el empresa confirman que todos los vehículos de la flota con la que cuentan en el centro son accesibles e incorporan no sólo un espacio reservado para discapacitados sino la imprescindible rampa. Sin embargo, desde la federación malagueña lamentan que en demasiadas ocasiones existen problemas técnicos en el mecanismo. “Nos dicen que la rampa es muy sensible al polvo o a los baches y nosotros pedimos que se busque un sistema que no falle tanto”, resalta Ana Rosa, quien recuerda que el simple hecho de que se bloquee la instalación obliga a esperar a otro autobús o a tener que pedir ayuda para poder subir la silla.

¿Y el futuro?

Pese a estos errores, desde el colectivo se valora el avance importante en esta materia. Una de las iniciativas interesantes es la publicación de itinerarios culturales, administrativos y de transportes accesibles. Pero, en algunas ocasiones, no son todo lo útiles que podrían: “No están actualizados y lo que está puesto como un punto que antes era negro ahora se ha salvado; es difícil seguir la evolución”.

Teniendo en cuenta esta ‘radiografía’ actual de la zona centro de la ciudad, ¿hacia dónde se deben dirigir los esfuerzos en los próximos años? “Se necesita un barrido general, hay mucho que hacer en todos los aspectos, en el transporte, en la cultura, en el empleo o en la formación”, sentencia Ana Rosa.

Sobre el autor

Redacción de TerritorioMalaga.com

Número de entradas : 63

Deja un comentario

Desplácese hasta la parte superior