“Queremos que sea un centro en feria y no la feria del centro”

  • Vecinos reclaman que se erradique el botellón y se traslade el grueso de la actividad el recinto ferial

  • El Ayuntamiento adelanta los festejos y los fija del 17 al 24 de agosto

La afluencia de gente en el centro es enorme. / Vanholy

La afluencia de gente en el centro es enorme. / Vanholy

La feria de agosto en Málaga ya tiene fecha: del 17 al 24 de agosto. La junta de gobierno local del Ayuntamiento ha dado luz verde a este calendario, con el que se retrasa la celebración de las fiestas con respecto a otros años. La asociación de vecinos del centro antiguo temen que se repitan las imágenes de años anteriores con la práctica del botellón y por eso ya avisan: “Queremos que sea un centro en feria y no la feria del centro”.

La ‘batalla’ del colectivo vecinal contra los festejos en la zona centro viene de largo. El ruido, la práctica del botellón, la incomodidad y la suciedad que se genera traen de cabeza a los residentes. Muchos de ellos se ven obligados, incluso, a salir de la ciudad durante el transcurso de la feria para ‘huir’ de todo ello. Por eso, ahora que arranca la organización de la edición de 2013, tras la aprobación del calendario, reclaman que el grueso de los actos se trasladen al Recinto Ferial y se reduzca la presión sobre el barrio.

El botellón, principal lacra

“Si no se tiene infraestructura, no se puede hacer; lo único que se hace es machacar al centro… Usted no puede invitar a comer a 50 personas en su casa porque sólo tiene 6 sillas”, explica con un símil la presidenta de la Asociación Vecinal, María José Soria, quien cree que si no se pone control acaba siendo “un desastre”, por los servicios de limpieza o de seguridad que, a la postre, “no dan abasto”. Y pone un ejemplo gráfico: “Ver a las cuadrillas de limpieza rodeadas por la Policía Local porque la gente no se va del centro es la imagen de una ciudad tomada”.

Si no se tiene infraestructura, no se puede hacer; lo único que se hace es machacar al centro… Usted no puede invitar a comer a 50 personas en su casa porque sólo tiene 6 sillas

Ante esa realidad, el colectivo cree necesario que el Ayuntamiento tome cartas en el asunto para resolverlo, dándole mayor protagonismo al recinto ferial y desahogando a la zona centro. Y es que, no están en contra de los festejos, sino del aluvión de gente practicando botellón y lo que eso conlleva. “Lo ideal sería un centro en feria y no la feria del centro; engalanas las calles, con terrazas y bares y la gente y los turistas vendrían, comerían y pasearían por las calles… De la otra forma, eso no es posible”, precisa María José.

Ahora que se da comienzo a la organización del evento, los vecinos quieren hacerse escuchar. El año pasado sólo tras una carta a la Concejalía de Cultura en julio mantuvieron una reunión con el Ayuntamiento para analizar la feria. Sin embargo, no consiguieron que se cambiara completamente la configuración y se volvieron a repetir las imágenes.

Algunos avances

Pese a las dificultades, los vecinos reconocen pequeños avances. Uno de ellos fue la eliminación de las barras de alcance que instalaban distintos colectivos y establecimientos hosteleros en las calles peatonales de toda la zona. A esto unieron la eliminación de la práctica totalidad de las casetas y el traslado de varias actividades culturales y de ocio para tratar de erradicar el botellón.

Sin embargo, las imágenes volvieron a ser las mismas: miles de personas consumiendo masivamente alcohol en la calle (no sólo en el centro histórico, sino también en la Plaza de Santo Domingo (donde se instaló una carpa para los más jóvenes),  y un ruido creciente hasta la noche en todas las discotecas y pubs de la zona. “No se puede luchar contra eso, es el Ayuntamiento el que tiene que resolverlo”, admiten.

El calendario

Lo cierto es que quedan seis meses para la celebración de esta edición 2013 que ha tenido que ser retrasada para cumplir con la nueva ordenanza que refleja que el día 19 de agosto (conmemoración de la Reconquista de Málaga por los Reyes Católicos) ha de estar incluida entre los días de festejos. No obstante, esa jornada no será festiva puesto que la esta fiesta local se trasladó al 18 de junio (festividad de los patronos de la ciudad, San Ciriaco y Santa Paula).

Para evitar pérdidas a los feriantes, y tras la petición expresa de éstos, el Ayuntamiento ha acordado que la actividad de las atracciones en el recinto ferial se inicie el día 15 de agosto, que es festivo en toda España. Al día siguiente, el 16 de agosto, será el Día del Niño.

Sobre el autor

Redactor

Periodista. De origen jienense, pero con vida malagueña. El optimismo, mi mejor arma.

Número de entradas : 98

Deja un comentario

Desplácese hasta la parte superior