Ocupado por varias familias un edificio en La Trinidad entre quejas vecinales

  • La Policía ha tratado de desalojar pero ha desistido y espera a que se pronuncie la constructora o el banco
  • Residentes de edificios colindantes alzan la voz contra el ruido y los cortes de luz
  • La plataforma Stop Desahucios lidera la iniciativa
Edificio ocupado en calle Ventura Rodríguez, del barrio de La Trinidad. / T.M.

Edificio ocupado en calle Ventura Rodríguez, del barrio de La Trinidad. / T.M.

En pleno barrio de La Trinidad. Un bloque de viviendas nuevas de la calle Ventura Rodríguez ha sido ocupado por más de una decena de familias, algunas de ellas desahuciadas. La Plataforma Stop Desahucios es la que lidera esta iniciativa en un edificio, que está terminado pero no ha salido a la venta por un problema económico de la constructora. Lo hacen entre quejas de los vecinos del entorno, que denuncian ruido y cortes de luz ante la manipulación de las instalaciones por los inquilinos. La Policía ha tratado de desalojar pero ha desistido, esperando a que se pronuncie la empresa o el banco.

Pese a que llevan más de un mes organizando esta ocupación, fue ayer cuando se hizo ‘visible’. La Policía trató de desalojar el edificio y algunos miembros del colectivo y de las familias bloquearon la puerta y lo impidieron. En total, según los datos de la plataforma, son diecisiete núcleos (familias completas o grupos de amigos o conocidos), entre los que incluye la adecuación de una ‘oficina’. “Es un espacio para hacer las reuniones y para llevar el material legal de la misma casa”, explica Fali, miembro de ‘Stop Desahucios’ (perteneciente a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca) que lidera, en cierta manera, esta iniciativa. Habla con ‘Territorio Málaga’ en uno de los pisos del edificio ocupado mientras prepara una asamblea.

Entre esos núcleos hay muchas familias jóvenes. Este diario digital ha recabado uno de los testimonios de una madre de 43 años que prefiere proteger su anonimato. Es una madre de 6 años soltera que hasta ahora estaba acogida en casa de una conocida después de que se viera en esta situación “por diversos problemas personales”. Ella y su hijo son dos de las más de 40 personas que han llegado a este edificio.

No estamos pidiendo como inventario su situación del pasado, sino la actual, la que impide que pueda acceder a una vivienda ya sea por un desahucio o porque nunca hayan podido acceder a ella

Por tanto, todas las personas que se ha unido en esta ocupación no han sido desahuciadas de sus viviendas. “No estamos pidiendo como inventario su situación del pasado, sino la actual, la que impide que pueda acceder a una vivienda ya sea por un desahucio o porque nunca hayan podido acceder a ella”, explica Fali.

Quejas vecinales

Esta ocupación se ha llevado a cabo entre las quejas de los vecinos del entorno por las molestias ocasionadas. El importante ruido generado a medianoche, con las ventanas del bloque abiertas y el uso de herramientas de bricolaje, y, sobre todo, los problemas con el suministro eléctrico son las causas. Residentes de bloques colindantes han expresado a la Asociación de Vecinos Trinidad Centro su preocupación por los cortes de luz que se produjeron tras las manipulaciones de las instalaciones por parte de los que han ocupado el bloque.

Ellos hablan de que existe una inquietud creciente y unos ánimos cada vez más caldeados. Piden que haya un posicionamiento por parte de la constructora o de la entidad financiera que financió el proyecto para resolver esta situación.

No es el primer caso en el barrio de La Trinidad. En junio del año pasado, un grupo de familias ocuparon bloque de viviendas concluido en 2006 y vacío desde esa fecha, en calle Carboneros. Las circunstancias eran similares a las que se han dado en la ocupación de Ventura Rodríguez de este fin de semana.

Planes de futuro

“No se va a frustrar y creemos que lo peor, que fue la llegada de la Policía ayer, ha pasado ya”, explica el miembro de Stop Desahucios, quien recuerda que la zona centro es una de las más elegidas para la ocupación de viviendas, debido a la existencia de muchas vacías.

Pretenden poner en marcha un modelo de ocupación basado en una “liga de inquilinos”, a través del cual “todos tengan una posición común firme, clara y nítida, como las antiguas corralas”.

Sobre el autor

Redactor

Periodista. De origen jienense, pero con vida malagueña. El optimismo, mi mejor arma.

Número de entradas : 98

Comentarios (5)

  • Anne Davis

    Dudas que me surgen tras lo que pasó ayer: ¿Piensan ocupar los bloques donde ya vive gente y hay pisos vacíos?
    “Una oficina” ¿Por qué no montan una oficina en su p*** casa de alguno de los chupipandis rastafaris que se encuentran en la entrada del edificio? ¿Por qué tengo y tenemos que aguantar los vecinos los gritos de unos energúmenos a media noche junto con los cortes de luz, taladros y martillazos? Que lo hagan en la casa de alguno de los de STOP Desahucios ¿no?
    Si ellos no nos respetan, nosotros no pensamos respetarles. Han invadido una casa, una propiedad privada, y no solo eso si no que no muestran ningún respeto por el vecindario y demás vecinos. Nosotros no tenemos la culpa de su situación. Por supuesto esta situación está causando miedo e inseguridad en un barrio viejo y de personas mayores sin capacidad defensiva.
    “Una oficina”…Vaya tela. ¿Qué se creen que es? ¿Un piso franco? Mañana mismo monto un gabinete de abogados en el piso de enfrente porque me sale a mí de la nariz.

    Responder
  • DK

    Hay Viviendas de Protección Oficial de sobra. No entiendo por qué tienen que ocupar un bloque vacío, molestar a los vecinos y todo ello para MONTAR UNA OFICINA!!!!!

    Responder
  • ml

    He hecho el tonto. Me he comprado un piso en frente por un paston con su hipoteca correspondiente. Cuando solo lo que tenia que hacer era darle una patada a la puerta y hacerme amigo de los muchachos de los pelos pringosos para tener un piso nuevo y gratis. Porque si antes no podian pagar un alquiler no lo van a hacer ahora. Una putada para el barrio y una verguenza

    Responder

Deja un comentario

Desplácese hasta la parte superior