Abril de 1993, última Semana Santa con huelga de basura en el centro

  • Más de 3.000 toneladas acumuladas en las calles durante esos días clave
  • Tensa espera ante la reunión del comité de esta noche en la que decidirán si llevan a efecto el paro desde mañana
Reunión del pasado 18 de marzo con los trabajadores.

Reunión del pasado 18 de marzo con los trabajadores.

Corría 1993. Principios del mes de abril. España estaba sumida en una dura crisis económica y Málaga afrontaba una Semana Santa ‘caliente’. Lo era porque había convocada una huelga de basura por los trabajadores de la empresa mixta Limasa. Fueron seis días en los que se amontonaron hasta 3.200 toneladas de desperdicios en sus calles. Hoy, la convocatoria, temida por vecinos y empresarios hoteleros, sigue sobre la mesa a expensas de una reunión de la plantilla esta noche.

Cuando se habla de una huelga de basura en Málaga muchos fijan su memoria en aquel mes de junio de 2002. Once días de paro indefinido que sumió a la ciudad en un caos en el que llegó a haber hasta 38 de detenidos por los actos vandálicos en algunos de los barrios como protesta.

Sin embargo, hay otro hito en la historia de la ciudad que tiene muchas más similitudes con la convocatoria que hoy mantiene en vilo a los malagueños. Es la que tuvo lugar a principios del mes de abril en plena Semana Santa en 1993. Casi una semana de paro indefinido en el que la Junta de Andalucía se vio obligada a incrementar los servicios mínimos en mitad de las movilizaciones para evitar problemas, especialmente, en la zona centro.

Era en mitad de una crisis, la de 1993, menos virulenta que la actual y, sobre todo, era en plena Semana Santa, fecha clave para la industria turística malagueña y para la hostelería del distrito centro. ‘Territorio Málaga’ incluye algunas de las informaciones aparecidas esos días en torno a estas dos movilizaciones:

 

La ciudad, en vilo

En esta ocasión, la ciudad está en vilo. Después del principio de acuerdo del pasado lunes, anoche los trabajadores lo rechazaron en asamblea y reclamaban que el alcalde se comprometiera por escrito a otras medidas extra como la congelación salarial (y evitar así los recortes en las nóminas). Hoy, Francisco de la Torre se ha negado a ello. La plantilla está citada esta noche en un nuevo encuentro para decidir si finalmente llevan a efecto ese paro indefinido desde las 6:00 horas de mañana.

Entretanto, la Junta de Andalucía ha presentado ‘in extremis’ sus servicios mínimos, después de que las propuestas de ambas partes fueran extremas, tal y como informó ‘Territorio Málaga’. En concreto, tanto para la recogida como para la limpieza se ha planteado un 100% de los efectivos en el centro (y un 50 y 30 por ciento para el resto de la ciudad, respectivamente).

La inquietud entre los vecinos y los empresarios hoteleros es máxima. No sólo por el efecto para el turismo, sino para el normal funcionamiento de la ciudad en unos días con una gran afluencia de personas.

Sobre el autor

Redactor

Periodista. De origen jienense, pero con vida malagueña. El optimismo, mi mejor arma.

Número de entradas : 98

Deja un comentario

Desplácese hasta la parte superior