Zorrilla: “En el centro hay una emergencia social y debe ser una prioridad resolverla”

Eduardo Zorrilla, portavoz de IU, en la terraza del Ayuntamiento de Málaga. / T.M.

Eduardo Zorrilla, portavoz de IU, en la terraza del Ayuntamiento de Málaga. / T.M.

Hace varias semanas, TerritorioMalaga.com publicaba una entrevista con la concejal del Distrito Centro, Gemma del Corral, para tratar los principales asuntos y problemas que preocupan a los vecinos de esta zona de la ciudad de Málaga. Ahora, este diario digital recoge la visión de los grupos de la oposición sobre todo ello. En esta ocasión es el portavoz de IU, Eduardo Zorrilla, abogado de 44 años, quien plantea su visión sobre la realidad del distrito y analiza lo que para ellos son las prioridades que se tendrían que abordar. Entre los temas que se tratan están algunos de competencia municipal, como los solares abandonados o los edificios sin habitar, y otros en manos de la Junta de Andalucía, gobernada por su partido en coalición con el PSOE, como el metro o las tecnocasas.

¿Cuál es su diagnóstico, su análisis del distrito centro en conjunto?

Para nosotros, el estado actual es muy preocupante. Y en diversos aspectos. Partimos de que el distrito no es solo calle Larios y sus aledaños. Es mucho más amplio y está sufriendo graves problemas. Para empezar desde el punto de vista social, hay un verdadero problema de emergencia social. Se está sufriendo mucho paro, mucha pobreza. Hay una verdadera emergencia alimentaria, pues cientos de familias dependen hoy de la distribución de alimentos que realizan voluntariamente algunas asociaciones. En ese aspecto, en los últimos años no sólo no ha mejorado, sino que con la grave crisis ha empeorado considerablemente. Pero, además, desde el punto de vista urbanístico es, en general, una zona muy degradada; no ha tenido la atención suficiente por parte del Ayuntamiento y de otras administraciones. Es una zona donde abundan los solares sin edificar, abiertos, sucios y que son nidos de infección y de inseguridad. Abundan los edificios sin ocupar y, por contra y paradójicamente, hay un problema de vivienda en el conjunto de la ciudad y en el distrito.

Esta situación con la vivienda pone de manifiesto una cuestión que venimos denunciando desde hace muchos años, al margen de la paradoja que haya tantas familias sin vivienda y tantas viviendas vacías. Esa cuestión es la consecuencia de una política de vivienda que se ha llevado a cabo en los últimos años que es trasnochada y clasista. La concentración de viviendas sociales en un solo distrito es un completo error si lo que se busca es la inclusión social.

Además, tenemos problemas de equipamientos públicos, pues, pese a ser una zona privilegiada, los vecinos carecen de equipamientos como sí hay en otros barrios, como colegios, guarderías o centros sanitarios. Es una zona donde se sufre muchos problemas de inseguridad, de falta de limpieza… Y, en definitiva, creemos que es una zona abandonada de la gestión pública desde hace muchos años.

Creemos que la zona centro es una zona abandonada de la gestión pública desde hace muchos años

¿Cuáles deberían ser, según su grupo municipal, las prioridades que se tendrían que afrontar obligatoriamente en el centro?

La situación de emergencia social es la prioridad absoluta para IU. Atender esta situación de grave emergencia, de desempleo y demás es completamente prioritario. En segundo lugar hay una grave carencia de equipamientos públicos, algo que empobrece a la población. Y desde el punto de vista urbanístico, hay que hacer un plan de choque integral con medidas que vayan más allá de las zonas más cuidadas. Hace falta un plan integral en las zonas más degradadas. Junto a eso está también la limpieza y la seguridad.

¿Cree que hay un centro de primera y uno de segunda, como denuncian vecinos, especialmente, de la zona norte?

Completamente de acuerdo. De hecho, hay una ciudad de primera y de segunda. Y en el centro, lejos de ser íntegramente esa ciudad de primera, se notan como en ningún otro distrito unos grandes contrastes. Y existe una parte del centro que está funcionando muy bien, que es el escaparate de la ciudad y que tiene una gran afluencia turística y comercial. Pero junto a ello y a pocos metros hay zonas donde sus vecinos sufren graves problemas hasta para comer.

Es posible que el Ayuntamiento no pueda expropiar los edificios abandonados, pero sí puede intervenir de forma más contundente para que los propietarios lo hagan

Existen innumerables edificios abandonados en el centro… Teniendo en cuenta la situación de las arcas públicas y las dificultades económicas, ¿qué es lo que propone desde IU para resolverlo?

Lo principal es que el Ayuntamiento no puede mirar para otro lado. Tiene la obligación e instrumentos para incidir en esa realidad, tanto en edificios abandonados como en solares. En primer lugar tiene la herramienta de conminar a los propietarios a realizar las obras de mantenimiento o en su caso el vallado de solares. En ocasiones es difícil porque o no quieren o están desaparecidos o son difíciles de localizar. Existe la posibilidad de la ejecución subsidiaria, que en el caso de los solares es más factible. En el caso de los edificios es más costoso. Por ello, el Ayuntamiento debe priorizar de manera rigurosa. Pero es una cuestión de prioridades, y en este punto debemos poner de manifiesto cómo se han gastado millones de euros en otros macroproyectos que no tienen tanta rentabilidad social como la rehabilitación de Tabacalera o el edificio Astoria, en asumir sobrecostes de otros edificios o en mantener museos. Es posible que el Ayuntamiento no pueda expropiar esos edificios, porque hay que darle un uso y hay que mantenerlos, por lo que hay que ser muy riguroso. Pero sí puede intervenir de forma más contundente para que los propietarios lo hagan y con rigurosidad acometer esas expropiaciones en casos más extremos.

Eduardo Zorrilla.

Eduardo Zorrilla.

Uno de esos edificios es el de Correos, en manos de la Junta, que hoy es gobernada en coalición por IU… ¿Qué solución se le va a dar y cuándo?

Desde IU y desde el grupo municipal creemos que ese edificio debe ser rehabilitado por la Junta para usarlo como dependencias de sus servicios administrativos. Hoy por hoy la Junta, al igual que pasa en el Ayuntamiento, gasta dinero en oficinas que están alquiladas, algo que no es lógico. Existe un problema de liquidez, según nos comenta la Junta, y esperamos que lo puedan resolver pronto. Sobre todo porque es un edificio señero en una zona céntrica de la ciudad y que debe ser rehabilitado y puesto en uso con rapidez. En el caso del Astoria Victoria, no es un problema sólo de liquidez sino que no se sabe qué hacer con él.

Desde la Junta nos dicen que hay un problema de liquidez para rehabilitar el edificio de Correos y esperamos que lo puedan resolver pronto porque es un edificio señero que tiene que ser rehabilitado

Habla del edificio Astoria. Partiendo de la situación actual de las instalaciones en plena Plaza de la Merced, ¿es mejor derribarlo mantenerlo y rehabilitarlo?

La posición defendida por IU desde 2010 es muy clara: creemos que aquel edificio, según los informes técnicos de arquitectos, no tiene valor ni histórico ni cultural y que sería una oportunidad magnífica para dejar diáfana y más amplia la plaza de la Merced, haciendo visible desde la plaza el conjunto que forman Gibralfaro y viceversa. Sería algo que mejoraría el entorno y lo engrandecería. No obstante, a corto plazo existe un debate abierto sobre si se debe dejar el espacio diáfano o construir un espacio cultural de baja densidad. Sea cual sea, parece ser que cada vez está más claro que no se va a rehabilitar porque no tiene valor y porque cuesta muchísimo dinero. Mientras se decide o no qué se va a hacer, y puesto que aquello es un foco de inseguridad, debería demolerse para continuar ese debate en profundidad. E incluso se podría hacer una consulta ciudadana con cual es la solución definitiva.

Los solares abandonados castigan a todos los barrios… ¿Cuál es su propuesta para este problema, teniendo en cuenta la difícil situación económica tanto para el Ayuntamiento como para los propietarios privados?

Hay una solución inmediata y a corto plazo que es mantenerlos limpios y vallados, cosa que no ocurre en la mayoría de los sitios. Son un foco de insalubridad y molestias para los vecinos. Una vez limpios y vallados, de lo que se trata es de poner en marcha políticas que incentiven la construcción de viviendas sociales. Durante muchos años, se ha cometido el error, al calor del boom inmobiliario y también tras el pinchazo de la burbuja, de seguir promocionando vivienda de compra-venta, cuando lo más eficiente socialmente es dedicar ese dinero público para orientarlas al alquiler. Hace falta, por tanto, incentivar política de vivienda en régimen de alquiler en esos solares. Al mismo tiempo, se puede gravar esos solares si no se edifican, ofreciendo la colaboración pública para promover esos inmuebles.

Para los solares hay una solución inmediata que es mantenerlos limpios y vallados… Una vez se consiga de lo que se trata es de poner en marcha políticas que incentiven la construcción de viviendas sociales

En Las Lagunillas se ha conseguido aprobar una moción para un plan integral en la zona… Pero, ¿cuando se retomarán las tecnocasas, proyecto comprometido por la Junta y más concretamente por la Consejería de Vivienda, gestionada por IU?

Efectivamente, se ha aprobado la moción de IU en esa zona. Allí existen muchísimos solares abandonados. Una parte son de la Junta, otra del Ayuntamiento y otra de propietarios privados. Entre los que tiene la EPSA, están los de las Tecnocasas. No tenemos noticias de que a corto plazo se vayan a hacer. La situación económica lo impide. Ante esta realidad, pensamos proponer que si no se hace a corto-medio plazo este proyecto se puedan poner en marcha por parte de EPSA y el Ayuntamiento otro tipo de iniciativas ciudadans de interés sociales como los huertos urbanos u otros tipos de iniciativas que contribuyen a la integración social y a una ocupación de colectivos, además de solucionar situaciones de emergencia alimentaria.

Su partido apoya un metro en superficie… ¿Hay posibilidad de acuerdo? ¿Cree, realmente, que esta es la mejor solución para Málaga? Y, ahora, desde la distancia y con perspectiva, ¿Málaga necesitaba un  metro?

Viéndolo con perspectiva e incluso en su momento, IU siempre ha defendido que Málaga no necesitaba un metro soterrado. Se trata de un mecanismo que no es eficiente para una ciudad de medio millón de habitantes. Es una alternativa rentable para una ciudad de millón y medio y dos millones. En toda Europea, hay unas 350 ciudades del tamaño de Málaga que han elegido el metro en superficie como modo de transporte eficiente, público y sostenible y el más útil. Esa es la apuesta. Cada cinco kilómetros de metro en superficie, se puede hacer uno soterrado. Con esos cálculos, hoy podríamos tener 4 o 5 líneas en superficie funcionando. Ahora se pone mucho más de manifiesto la imposibilidad de mantener y ejecutar una infraestructura tan cara en relación al servicio que va a prestar. Creemos que es la mejor opción para Málaga y que es necesario, con el dinero invertido, aprender de errores pasados y rectificar haciendo una obra que sea viable económicamente, sostenible en el tiempo y que pueda servir para mejorar la movilidad.

No tenemos noticias de que a corto plazo se vayan a hacer las tecnocasas. La situación económica lo impide

Pero, ¿no se podría esperar para hacerlo soterrado como defiende el equipo de gobierno municipal?

El problema es que hay unos compromisos con la concesionaria de llegar hasta La Malagueta y unas penalizaciones muy importantes si no se llega. Junto a eso, los cálculos están hechos desde hace tiempo: si se llega al Guadalmedina, el metro puede tener unos 12 o 13 millones de usuarios al año; si se llega a La Malagueta podemos tener unos 25 millones. Significa eso que no es sólo construirlo, sino mantenerlo. Si se alcanza La Malagueta se sufragará con lo que se recaude con 25 millones de usuarios. Si, finalmente, se queda en el Guadalmedina nos va a costar mucho dinero tanto construirlo como mantenerlo. No es una opción buena, es una opción ruinosa en lo económico. Para que sea rentable y sostenible hay que partir de lo que hay hecho y complementarlo para que tenga viajeros suficientes y no nos cueste el dinero en el futuro.

Sobre el acuerdo, no es que lo vea posible, es que lo veo imprescindible. Todo esto que estamos hablando podrá hacerse si hay acuerdo entre las dos administraciones. La propuesta de la Junta no se podrá llevar a cabo si no hay acuerdo entre las dos administraciones. Hay margen en una solución provisional y dejar una definitiva para más adelante. Confiamos en que sea así.

El río Guadalmedina sigue esperando en pleno centro… ¿Están de acuerdo con el proyecto que ganó el concurso de ideas? Y, por otro lado, ¿de quién depende su limpieza y mantenimiento, teniendo en cuenta el abandono en el que se encuentra, de la Junta o del Ayuntamiento?

La propuesta para el cauce del río siempre fue la de recuperarlo para el uso ciudadano. Fuimos contrarios a la propuesta de embovedamiento, de convertirlo en gran losa de hormigón sobre la que fomentar el uso intensivo de coche privado. Son soluciones de mediados del siglo XX y completamente trasnochadas. El concurso de ideas y la opción ganadora venían a darnos la razón: recuperar el cauce para uso ciudadano, recuperando el curso fluvial, con itinerarios peatonales o para bicicletas. Al estilo de lo que se ha hecho en Valencia. Respecto a los planes futuros, confiamos en que se redacte pronto el proyecto basándose en las principales ideas ganadoras del concurso. Esperamos que se haga pronto.

Respecto a la competencia de la limpieza, no es un tema polémico, no hay ninguna duda, pese a que pueda haber interés en confundir. El mantenimiento y limpieza del cauce urbano del río Guadalmedina es competencia municipal y así viene recogido en los convenios con la Junta, desde hace años. Es cierto que el Gobierno andaluz tiene competencias muy importantes sobre el cauce alto y creemos que debe haber colaboración de las dos administraciones para su recuperación completa. Pero en este tema, la competencia es del Ayuntamiento.

No, por supuesto que no nos sentimos satisfechos con la inversión pública de la Junta de Andalucía en Málaga y en el centro y así lo hemos dicho desde IU

Hace un par de semanas se decidió eliminar los pilones en el centro histórico… ¿Cree que ha sido acertada la medida? Y, ¿hace un balance positivo del proceso de peatonalización, del que algunos vecinos recelan?

Sí ha sido un acierto eliminarlo o, mejor dicho, fue un error implantar ese sistema. Los hechos lo han demostrado. Desde el principio criticamos el sistema, aunque compartíamos que debía haber un sistema de control de los vehículos. El objetivo de reducir el tráfico privado ha sido siempre defendido por IU, pero hay otros sistemas menos traumáticos que podían establecer ese filtro sin necesidad de causar averías o, incluso, algún accidente. Respecto a la peatonalización, creemos que ha sido positiva. Creemos que es necesario ampliarlo en algunas zonas más, sobre todo, completando el lado sur de la Catedral. Y quizás estudiar alguna otra zona. No obstante, no hay que ir a una peatonalización total, sino que hay que ver zona a zona y ver dónde interesa para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos pero sin causarles más problemas.

Y, por último, respecto a las inversiones públicas en la zona centro de otras administraciones, especialmente la Junta, donde ahora tienen presencia… ¿Se sienten satisfechos de esas inversiones?

No, por supuesto que no, y siempre lo hemos dicho desde IU. Creemos que la Junta durante tantísimos años ha hecho muy poca política de viviendas en Málaga, por ejemplo, y nosotros es una de las cosas que tenemos esperanza en cambiar desde dentro del gobierno. Nuestra entrada ha sido en el peor momento presupuestario, pero sí confiamos que haya un cambio de orientación en el Gobierno de la Junta para tomarrse en serio la política de vivienda.

Sobre el autor

Redactor

Periodista. De origen jienense, pero con vida malagueña. El optimismo, mi mejor arma.

Número de entradas : 98

Comentarios (1)

  • Javier

    considero que el impacto estético que causarían las catenarias y un tren ligero (que no metro en superficie) por medio de la plaza de la marina serian contraproducentes para la imagen de nuestra ciudad. ¿que pasaría en semana santa? desmontarían las catenarias como hacen con el desastroso tranvia de Sevilla? Sin contar las complicaciones para el trafico rodado. Creo que el ejemplo del tranvía de Vélez basta para comprobar la inviabilidad de una solución que parece están proponiendo de forma “temporal”. Da la impresión que están obcecados en dejar las cosas a medias. Si la opción que termine en Guadalmedina hace el proyecto no rentable. Quizas sería hora de plantearse cerrar los tuneles y terminar el proyecto en otro momento.

    Responder

Deja un comentario

Desplácese hasta la parte superior