El centro no es aún ‘país’ para los ciclistas

  •  Ruedas Redondas advierten de que aún queda mucho camino por recorrer en el transporte por bici
  • El carril que una el centro con la zona este, zonas dedicadas en los aparcamientos público y campañas de concienciación, las peticiones
Ciclistas por el Paseo Marítimo Pablo Ruiz Picasso. / T.M.

Ciclistas por el Paseo Marítimo Pablo Ruiz Picasso. / T.M.

El centro de Málaga no es país para ciclistas. Queda mucho camino por recorrer para que así sea, pese a los avances. Así lo reconoce el colectivo Ruedas Redondas que señala la construcción del carril bici desde el centro a la zona este, áreas dedicadas en los aparcamientos públicos y campañas de concienciación como las principales reivindicaciones.

“El centro no está diseñado para el transporte en bici, no está preparado”. Estas son las palabras del presidente de Ruedas Redondas, Alonso González, con quien TerritorioMalaga.com hace un diagnóstico general sobre los avances logrados y lo que aún queda por conseguir en esa particular ‘batalla’ a dos ruedas en el distrito.

El centro no está diseñado para el transporte en bici, no está preparado

Los carriles bici

Interrupción del carril en el Parque. / T.M.

Interrupción del carril en el Parque. / T.M.

Uno de los pilares fundamentales para hacer accesible una ciudad a la bicicleta es la construcción de carriles bici. Hoy son 25 kilómetros los construidos en toda la ciudad, con buena conexión no sólo hacia Teatinos, sino también hacia la zona norte por Armengual de la Mota. No obstante, en el distrito centro aún hay muchas zonas sin cubrir. “Faltan carriles en el centro, porque aunque está el de la Alameda, son necesarios más”, advierte Alonso.

Entre esos carriles que aún están por construir se encuentra el que debe unir el centro con la zona del litoral. Para Ruedas Redondas, se trata de uno “fundamental”, sin el que no tiene mucho sentido el resto de la red. Su función es conectar el Paseo del Parque, donde hoy por hoy se interrumpe el camino, con toda la zona este de la ciudad a través del paseo marítimo.

Pero es aquí donde llega un problema que, a priori, no tendría ninguna relación: los chiringuitos. La construcción de estas grandes estructuras dentro de la playa, que han levantado críticas entre los vecinos, puede echar por tierra una de las tres opciones que plantean desde el colectivo ciclista para este carril del este: la construcción en la zona de la playa, como se había ofrecido en otro momento. La primera opción es eliminar un carril al Paseo Pablo Ruiz Picasso, algo que ellos mismos ven “casi imposible” no solo por la falta de voluntad en el Ayuntamiento, sino por la mentalidad de los vecinos. La última alternativa es reservar un espacio por la acera, algo que se antoja muy complicado en algunas zonas por la estrechez y el riesgo para ciclistas y peatones.

Aparcamientos y seguridad

Piden más carriles bici. / T.M.

Otra de las ‘batallas’ que llevan mucho tiempo planteando el colectivo es la reserva de un espacio de los aparcamientos en el centro, que inviten a muchos vecinos de otras zonas acudir en bici al tener más seguridad ante robos o destrozos. Es algo que aún no han conseguido, a pesar de las movilizaciones en los últimos meses y de que algún propietario privado ya haya implantado la medida.

Esa inseguridad es otro de los retos que se han de superar para hacer del centro de Málaga un lugar idóneo para las bicis. “La ciudad de Málaga y su centro no es segura, no está preparada para el transporte a dos ruedas”, explica Alonso, quien reclama itinerarios seguros con los que pasear por todas las calles del distrito sin problemas. En los últimos años ha habido accidentes importantes, sobre todo en grandes avenidas como el propio Paseo Marítimo Pablo Ruiz Picasso, donde, según reconoce el presidente de ‘Ruedas Redondas’, “han muerto varios ciclistas”.

La ciudad de Málaga y su centro no es segura, no está preparada para el transporte a dos ruedas… Muchos no se desplazan en bici por miedo a que se la roben

En esa lucha contra la inseguridad se encuentran también los robos. Para el colectivo es un problema, pues disuade a muchos del uso de la bici. “Muchos no se desplazan en bici por miedo a que se la roben”, resalta Alonso. Para él, lo necesario es que haya una “verdadera eclosión” en el uso de este medio de transporte, que incremente la concienciación ciudadana.

Esa concienciación ciudadana es el último de los grandes retos que señala Ruedas Redondas en la relación de la bici y el centro de la ciudad. Pese a el gran esfuerzo hecho en los últimos años, con la construcción de esos carriles, queda la segunda fase que se basa en la educación. En este sentido, señalan la necesidad de crear una Oficina de la Bicicleta o de llevar a cabo campañas en centros escolares.

Aún queda mucho camino por recorrer a dos ruedas en el centro de la ciudad. Pese a los avances, Ruedas Redondas pide mucho más para que se pueda aprovechar todo el potencial del transporte en bici en sus calles.

Artículos relacionados:

Contar esta y otras historias requiere mucho esfuerzo… ¿Apoyas a ‘Territorio Málaga?

Sobre el autor

Redactor

Periodista. De origen jienense, pero con vida malagueña. El optimismo, mi mejor arma.

Número de entradas : 98

Deja un comentario

Desplácese hasta la parte superior