Una nueva agresión en La Trinidad incrementa la preocupación por la inseguridad

  • Una mujer es detenida después de atacar a otra con una botella de vidrio rota en plena calle
  • El colectivo cree que muchos de los sucesos no sucederían con mayor presencia policial
La esquina de calle Trinidad con Jaboneros. / T.M.

La esquina de calle Trinidad con Jaboneros. / T.M.

Volvió a suceder. Las calles del barrio de La Trinidad fueron testigos de un nuevo suceso. La agresión de una mujer a otra con una botella rota en plena calle Trinidad hace crecer la preocupación entre los vecinos ante la inseguridad del barrio. El colectivo vecinal advierte de que muchos de estos problemas no sucederían si hubiera una mayor presencia policial a diario.

Todo sucedió en la madrugada del Martes Santo. Sobre las 3:50 horas, tuvo lugar un enfrentamiento entre dos mujeres y un hombre de avanzada edad. Era en la esquina de calle Trinidad con Jaboneros, donde acudió una dotación de la Policía Local. Al llegar encontró a una de las mujeres con cortes profundos en la cara, por lo que fue trasladada en ambulancia. Había sido abordada por la presunta agresora que se abalanzó sobre ella y le había dañado en varias ocasiones con los cristales.

Los agentes detuvieron a la presunta agresora, que presentaba cortes en una de las manos, y fue puesta a disposición judicial. Por su parte, la otra mujer fue trasladada, en un principio, al Hospital Civil para, posteriormente, ser derivada al Carlos Haya donde fue intervenida de urgencia por un cirujano plástico debido a la gravedad de las lesiones, según ha confirmado hoy la Policía Local en un comunicado.

Otros sucesos

Este suceso se une, según denuncian los vecinos, no sólo a la puñalada de unos jóvenes a un comerciante chino en calle Mármoles, del que ya dio cuenta TerritorioMalaga.com, sino a un asalto hace un mes a un salón de juego en el callejón de Austria por parte de varios individuos. El saldo: una paliza a los propietarios del establecimiento.

El barrio ha cambiado mucho, ahora está la gente humilde y buena mezclada con gente que no quiere convivir y que no deja convivir

Ante esta realidad, los vecinos reclaman mayor presencia policial. El presidente de la asociación, Juan Romero, cree que habría una mayor sensación de seguridad si, realmente, hubiera asignados a esta zona efectivos de la Policía de Barrio que pudieran controlar más el incremento de delitos y tomaran consciencia de los problemas que existen en la barriada.

“El barrio ha cambiado mucho, ahora está la gente humilde y buena mezclada con gente que no quiere convivir y que no deja convivir”, lamenta Juan, quien cree que no es suficiente con que circulen por las principales calles un coche de policía cada dos o tres días.

Artículos relacionados:

Contar esta y otras historias requiere mucho esfuerzo… ¿Apoyas a ‘Territorio Málaga?

Sobre el autor

Redacción de TerritorioMalaga.com

Número de entradas : 63

Deja un comentario

Desplácese hasta la parte superior